Un Mes Sin Santiago en Bahía Blanca

Hace un mes que conocí la historia de la desaparición de santiago escuchando Futurock.fm por la mañana, de primera mano, en el testimonio de su hermano Germán. Desde allí el tema comenzó a enturbiarse, no solo por el paso del tiempo sin noticias respecto al paradero del artesano, sino porque comenzaron las agresiones mediáticas a su familia, a su identidad no tradicional, a su pertenencia ideológica.

Al mismo tiempo, empecé a notar un trabajo muy oportuno por parte de la propia familia de Santiago por sostener la búsqueda y combatir la malversación informativa en 1ra persona, armando incluso una cronología detallada en su propia web. 

El resto es materia conocida. Las acusaciones de terrorismo, las suposiciones que lo hacen residiendo plácidamente en otro país, la estigmatización partidaria del movimiento que lo reclama vivo, la censura a la mención de su nombre en clase.

Bahía Blanca es una ciudad donde la palabra desaparecido resuena, y naturalmente, divide. Divide al campo social en 2 movilizaciones, al igual que en el 24 de Marzo. Divide a los que alzan su voz preguntando “dónde está santiago”, de aquellos que se paran en la indiferencia, la omisión, la negación y la minimización del tema.

Solo puedo pensar en su familia, en sus hermanos, sus padres, el resto de sus afectos. Cómo cada segundo desde hace su desaparición, cada uno de ellos debe evaluar sus comentarios, sus declaraciones, sus silencios. ¿Cómo se sobrevive a la posible pérdida de un joven que decidió emprender una búsqueda sin obedecer a muchas de las imposiciones sociales que nos influyen cada día? Cómo se interpreta el resto de la vida? Dónde se almacena la energía necesaria para desmentir una catarata de acusaciones, comentarios y expresiones que solo pretenden relativizar la importancia de una vida. ¿Cuántos de nosotros podríamos estar en ese lugar, sea el de Santiago o el de su Familia?

Algo valioso para rescatar es la capacidad de reacción de un estrato de la sociedad, que aún encontrándose subdividido y debilitado ante el combate permanente con un nuevo estilo de autoritarismo, entrega su tiempo, su energía y su voz para preguntar nuevamente “dónde está santiago maldonado?”

Suma tu comentario, etiquetá amigos

[ssba]

Autor

Docente de alfabetización digital, hago foto y video, coordino cliccultural.com

Deja un comentario